Episodio 07 - El Diseño

Estética de la ingeniería

 

Entrevista con
Andrea Ferraresi,
Ducati Head of Design.

Ducati es la única marca de motocicletas que ha ganado el premio de diseño Red Dot y el prestigioso Compás de Oro. Somos maníacos del diseño y diseñar una Ducati no es como dibujar cualquier otra moto. Existen características esenciales que solo nos pertenecen a nosotros. Los proyectos como Monster, 916, Diavel y Panigale representan un hito en la historia del diseño para su categoría.

La filosofía de diseño de Ducati se construye por sustracción, reconociendo el estilo más puro en la
búsqueda profunda de las formas esenciales. Incluso la estética del color se construye respetando la naturaleza de los elementos. Y en 1708 es posible distinguir con el Ducati Red el color original de los preciosos materiales que lo componen: los diferentes tipos de carbono, titanio, aluminio.

Hablamos de ello con Andrea Ferraresi, Ducati Head of Design.

«Si el diseño de las superbikes Ducati siempre se ha centrado en los aspectos técnicos, el Project 1708 es una síntesis estilística.

El trabajo del equipo de diseño se ha desarrollado principalmente con el objeto de dar voz a las formas y los materiales. Trabajamos para crear una danza de líneas y profundidades entre el rojo Ducati y el carbono a la vista. 1708 es un proyecto en el que, más que nunca, fue esencial realzar la belleza de la técnica. Nuestro trabajo se ha orientado, por lo tanto, a dejar que la estética de la eficiencia funcional hable por sí misma».

 

El Project 1708 es la moto más avanzada que Ducati ha puesto en producción. Cada tornillo, cada componente, se pesa y se controla para permitir la mejor relación peso/potencia. Y los detalles estéticos no son una excepción, obviamente no se pueden tomar las licencias estilísticas habituales.

“Si la tarea de un diseñador industrial es mejorar la estética de la tecnología, con 1708 esta tarea se eleva a la enésima potencia. Si en motos menos extremas podemos permitirnos algún descuento estético en el rigor de la ingeniería, aquí no podemos. De ninguna manera. En el Project 1708 no se pueden incluir los cinco gramos para el adhesivo y los doscientos gramos para la pintura especial. Ningún detalle, ni siquiera estético, puede alterar las prestaciones. La tratamos a todos los efectos como una moto de carrera.

Y en este sentido es un proyecto muy desafiante en el que trabajar, porque el diseñador debe intervenir de puntillas, de forma muy discreta y firme, cuidando cada detalle para que la firma Ducati esté inequívocamente presente».

 

 

Es costumbre que Ducati vista sus diseños más exclusivos con una librea inspirada en el MotoGP del año en el que comenzó el diseño. Y 1708 no fue la excepción. El carbono visible se alterna con líneas blancas y rojas que sirven para realzar el noble material del carenado.

“La decisión de no pintar las alas ha sido intencional, la inclinación de los gráficos fue concebida para incorporarlos a la línea de la moto, disolviendo la dimensión física en una dimensión visual. Este juego es particularmente evidente al dar la vuelta alrededor de la moto, cuyas proporciones cambian y se enriquecen con interesantes puntos de fuga a medida que uno se acerca».

 

 

La aerodinámica es el elemento evolutivo más importante de esta Superleggera V4 en la que fue esencial sopesar la intervención como diseñador. Fue el punto de partida visual en el que se elaboraron todos los detalles estéticos de la moto.

«La atención maníaca a los detalles fue sin duda el mayor esfuerzo en términos de diseño, ya que esta moto nació para competir y cada milímetro visible de ella debe transmitir la potente vibración estética de la moto de carrera más exclusiva del planeta».