Episodio 04 - La dinámica

Inteligencia racing

 

Entrevista con
Carlo Ricci Maccarini
SBK Performance Development.

El ADN de Ducati se formó en las pistas más famosas del mundo. Buscar la sensación perfecta para alcanzar prestaciones absolutas es parte fundamental de nuestra naturaleza. Renunciar a horas de sueño y consumir energía para mejorar el tiempo de vuelta de unas pocas centésimas de segundo. Porque esas pocas centésimas marcan la diferencia entre ganarlo todo y perderlo todo. Entre ser olvidado y formar parte de la historia.

Hablamos de ello con Carlo Ricci Maccarini, SBK Performance Development.

“Por un lado, trabajar en el Project 1708 es sumamente complejo, por el otro es extremadamente fácil. 1708 fue concebida para la pista. Todo en esta moto tiene como objetivo la perfección, todo es prestaciones, no se ahorra en nada, pero al mismo tiempo no es un prototipo y todo debe ser también fiable como en cualquier otra moto fabricada de serie.”

En un proyecto como el 1708, la atención a las prestaciones en pista debe alcanzar un nivel de obsesión profesional. Todas las sensaciones del piloto deben trazarse y traducirse en parámetros por ajustar. Todos los datos de telemetría deben ser analizados en profundidad para perfeccionar cada aspecto de las prestaciones.

El enfoque del desarrollo en la pista para 1708 es realmente muy similar al que se sigue para una SBK de competición o incluso un prototipo de GP. El diseño específico de los componentes y la extrema relación potencia-peso requieren un ajuste dedicado de cada aspecto. Y paradójicamente, el trabajo en la materia prima es tan avanzado que se requiere menos electrónica. La electrónica es importante, pero menos tiene que intervenir, mejor es el equilibrio de la moto.
Y el piloto es más libre de expresarse.

“Hemos reducido mucho el peso en las partes perimetrales del vehículo, mejorando así considerablemente la agilidad, pero el basculante es ligeramente más largo y por esto el vehículo admite una carga delantera mayor, esto significa más estabilidad en aceleración. Hemos reposicionado la parte trasera, corrigiendo un poco la posición durante el frenado para compensar el aumento de la carga en la parte delantera. Diferentes masas y geometrías. En un diálogo continuo con los pilotos para ayudarnos a mejorar el tiempo de vuelta.

En términos de dinámica esto crea las condiciones perfectas para desencadenar todo el potencial de la moto. Podemos pedir más potencia durante la aceleración, porque las geometrías y la aerodinámica intervienen en la estabilización. Con un nivel tan alto de perfeccionamiento hemos podido concentrarnos en la elaboración de las innumerables posibilidades de puesta a punto.»

 

 

 

De hecho, Ducati aporta al Project 1708 una nueva configuración del modo de conducción orientado a la pista introduciendo Race A, Race B y Sport: dos mapas para carreras más suaves.

Estos mapeados intervienen en la correlación entre la entrega y la solicitud de potencia por parte del piloto para imprimir más carácter a la conducción. Para personalizar al máximo la experiencia de conducción, también se han agregado 5 ranuras libres para mapeados personalizados, a los que se puede asignar la pista GPS del circuito favorito. Los GPS de algunos circuitos ya han sido mapeados e insertados: Laguna Seca, Mugello, Jerez, Sepang y Losail.

Como una prueba más de la naturaleza racing del Project 1708, Ducati está desarrollando un paquete software de prestaciones con una HMI exactamente igual a la utilizada por Dovi en el GP, completamente dedicada al uso en pista.

“Para hablar claro: una moto con tanto contenido técnico nos permite realizar un trabajo de electrónica que actúa para valorizar sus características extremas en lugar de limitarlas.

El peso se reduce principalmente en las zonas periféricas de la moto y, por lo tanto, la agilidad en los cambios de dirección es increíble. Los pilotos nos describen la frenada como «incomparable a cualquier otra moto de serie», porque reducir la velocidad con un vehículo tan ligero es más fácil y la tecnología permite una total repetibilidad del gesto de frenado sin cambios en la carrera del freno. Este proyecto equipa frenos Brembo Stilema R en exclusiva mundial.”

 

 

El equipo de Ducati hace un trabajo esmerado de puesta a punto de cada aspecto mecánico y electrónico de la moto, entretejiendo la inteligencia de la competición en las ya complejas fibras de este proyecto. Es una obra invisible a simple vista, pero impresionante a partir la primera curva después de la recta.

“Lo que tal vez no está claro es que a medida que la moto se vuelve más futurista, también resulta más fácil de conducir, cada vez más ergonómica, diseñada no solo para dar lo máximo, sino para hacer que el piloto dé lo máximo.

Esto es lo que sucede durante el fin de semana de la carrera. Hacemos con el 1708 lo que hacemos el viernes antes de la competición. La moto no cambia estéticamente del viernes al domingo, pero el tiempo de vuelta mejora constantemente, hasta llegar a la pole. Estas son cosas que la cámara fotográfica
no captura pero el cronómetro sí.”