Episodio 05 - El Motor

Potencia ligera

 

Entrevista con
Enrico Poluzzi,
Ducati Engine Design Manager.

El diseño del motor es, sin duda, una de las características más distintivas de Ducati. Un campo en el que la distribución desmodrómica se ha convertido en un sello único. Desarrollar el motor para el proyecto 1708 significa realizar el propulsor Ducati más sofisticado de siempre. Pieza tras pieza, trabajando en cada componente para que sea lo más ligero posible. Buscar espacio para innovar en cada detalle.
Hemos hablado de ello con Enrico Poluzzi, Ducati Engine Design Manager.

“El comienzo del trabajo en 1708 ha sido realmente emocionante: hemos tenido la libertad de pensar en soluciones no convencionales y usar nuestra creatividad. El terreno de juego es más amplio, mi equipo ha tenido la anhelada autonomía de diseñar independientemente de los costes. y acceder al uso de materiales, procesos, tecnologías que usamos normalmente solo en el mundo de las competiciones

Asimismo, es un momento de máxima participación para todos, porque cada grupo de trabajo sabe qué componentes tienen un margen técnico y una alternativa tecnológica y, por lo tanto, pone en juego sus conocimientos específicos. En este proyecto, nuestra tarea es hacer cosas imposibles.”

 

Al entusiasmo le sigue la pericia del desarrollo de la ingeniería técnica. Como para cualquier otro ámbito del proyecto 1708, también para el desarrollo del motor no se deja nada al azar. Se realiza un exhaustivo análisis de cada microcomponente para comprender cuáles son las oportunidades de evolución, probar nuevos materiales y nuevas geometrías. Entrar en la experimentación futurista para realizar algo que no se ha hecho nunca antes.

“Al comenzar el proyecto analizamos la lista de los componentes del motor con sus 600 códigos de las piezas. Estudiamos todos los componentes y luego decidimos qué hacer. En algunos empieza la búsqueda de soluciones experimentales, en cambio, otros sabemos que podemos intervenir más fácilmente, porque ya conocemos los límites y márgenes de desarrollo.

La prioridad se basa en los componentes realizados de materiales de mayor densidad para evaluar la sustitución por materiales más ligeros: hemos cambiado toda la tornillería de sujeción de los cárteres motor y de las culatas desde el acero hasta el titanio. La misma elección se ha implementado también en los elementos de sujeción más pequeños como los tornillos de los sombreretes de levas. componentes de pequeñas dimensiones pero muy numerosos.”

 

La elección de los materiales es el primer paso, pero va acompañada por un meticuloso trabajo sobre las geometrías que se desarrolla en dos direcciones diferentes: la primera para comprobar que los nuevos materiales no presenten dificultades de aplicación, la segunda para mejorar y aligerar los componentes existentes.

“Trabajamos en muchos componentes para obtener su optimización, introduciendo aligeramientos originalmente no presentes. Con este enfoque, hemos revisado, por ejemplo, los engranajes del arranque y los árboles de levas que se han elaborado con orificios de aligeramiento adicionales en las levas y longitudinalmente, reduciendo la sección en toda la longitud del cigüeñal.

El 42% de los componentes ha sido rediseñado para ganar, en algunos casos, solo unos pocos décimos de gramos. Sin embargo, la suma de los mismos da como resultado un impacto muy consistente y produce una reducción de peso de 2.8 kg con respecto a la versión montada en la Panigale V4 S.

Un componente en el que hemos logrado obtener una reducción significativa del peso es el grupo bombas aceite; en este caso, hemos intervenido simplificando de manera drástica el diseño del grupo, llevando de 3 a 2 el número de las bombas de recuperación. Gracias al rediseño completo de los canales internos de la bomba, hemos logrado mantener inalterada la funcionalidad de la misma, es decir para extraer el aceite de los mismos ambientes y con la misma eficacia que la bomba estándar.»

 

El trabajo de desarrollo de este motor también aporta características únicas a la sensación de conducción. Por la reducción del peso en los cambios de dirección, pero sobre todo por el aumento de la reactividad que se genera al intervenir sobre la inercia de los componentes del volante. Las competencias de ingeniería de Ducati se aprovechan al 100% en cada paso, para realizar un motor que tenga su propio carácter.

“Comparado con el V4 básico hay un trabajo de reducción de todas las masas del volante, principalmente las relativas al grupo de acoplamiento de bielas obtenidas utilizando bielas de titanio (y por lo tanto aligerando también los contrapesos del cigüeñal). Todos los elementos que ofrecen la mayor contribución a la inercia de las masas giratorias del motor se aligeran: esto conduce a un aumento y disminución más rápidos de las rpm. Por lo tanto, el motor está diseñado para reaccionar instantáneamente a las solicitudes del piloto.

Ha sido un trabajo difícil, minucioso porque los componentes iniciales del motor estándar ya tienen un elevado nivel de optimización. Por consiguiente, hemos modificado los detalles, añadido orificios, disminuido espesores para ganar en términos de peso pero, y esto es muy importante, sin alterar la fiabilidad: los componentes del motor del Proyecto 1708 se estudian a fondo aplicando los mismos estándares adoptados para los componentes de los motores de producción normal, sin escatimar esfuerzo.»

 

 

Cada componente del motor ha sido llevado al límite. La complejidad de las elaboraciones es mucho más alta. Por consiguiente, deben estar a la altura, los controles y las simulaciones para llevar la atención artesana a una fiabilidad industrial. El equipo de Enrico somete el proyecto a horas de FEM y simulación estructural. Para el motor de 1708, Ducati realiza un proceso de esfuerzo máximo similar al que hace Ducati Corse para los motores de competición, pero con coeficientes de seguridad típicos de un producto homologado para la producción de serie.

“Es un motor de competición, que sin embargo debe ser garantizado de por vida. Y esto requiere precauciones especiales. Por ejemplo, el titanio es un material noble, pero genera más fricción en las superficies de roce. Se debe tener este aspecto particularmente bajo control en la tornillería, debido a que durante la sujeción se garantiza una carga axial determinada y repetible. Por eso hemos utilizado un tratamiento especial para solucionar completamente estas condiciones críticas.”

 

 

Tener la tarea distinguirse, permite a Ducati un crecimiento individual y de grupo, porque incluso las ideas que se descartan llevan al equipo a analizar innovaciones tecnológicas experimentales. Es una búsqueda hacia nuevas fronteras de prestaciones que sienta las bases para el futuro, generando una creación motorizada absolutamente exclusiva.

“Participar en el desarrollo del motor 1708 es realmente una experiencia única. Es un trabajo que llena de orgullo a todo el equipo, pero también de entusiasmo y energía por la libertad creativa que se concede. Se convierte en un momento de investigación y desarrollo que tiene un impacto global en el conocimiento del equipo. Nos impulsa a buscar nuevas soluciones, incluso fuera de todo esquema consolidado. Esto nos permite afrontar los desafíos y sentir el proyecto como una expresión de nuestras competencias y de nuestra persona. Es un gran momento de realización.”