Episodio 08 - Las Prestaciones

La emoción de la velocidad

Entrevista con
Alessandro Valia,
Ducati Official Test Rider.

La Ducati Superleggera V4 es la mejor expresión de la ingeniería contemporánea en el motociclismo. Es el sueño que se hace realidad. El resultado de la investigación más innovadora sobre materiales, dinámica e ingeniería. Una búsqueda que alcanza su plenitud cuando la moto entra en pista y el piloto que la prueba llega a sentir emociones realmente intensas.

Hemos hablado de ello con Alessandro Valia, Ducati Official Test Rider.

“Es una emoción muy fuerte. Una maravilla sin fin. En primer lugar el orgullo de ser parte de un proyecto tan importante. Y luego el sentimiento de dedicación y meticulosidad al intentar transformar la excelencia técnico-mecánica en prestaciones nunca antes vistas en una moto de serie».

La colaboración de los diseñadores de Ducati con Alessandro Valia, piloto y probador oficial de Ducati, se traduce en sensaciones extraordinarias. El trabajo de dinámica y rediseño de los componentes crea un equilibrio del bastidor nunca antes realizado. La extrema complejidad del equipamiento tecnológico está orientada a simplificar la conducción.

“El primer contacto fue asombroso. En primer lugar por la frenada, al salir del box en Mugello llegué a la primera curva y me di cuenta de que tenía que frenar mucho menos. Además, se percibe claramente que la moto tiene la tendencia a recorrer las líneas de forma autónoma. Es una característica muy poco común, que te brinda una gran tranquilidad y te hace olvidar el instrumento técnico, concentrándote totalmente en tu estilo de conducción.

El trabajo de puesta a punto del bastidor ha dado resultados extraordinarios. Es increíblemente suave al cambiar de dirección.”

 

 

La agilidad depende también de la estabilidad total. Gracias al trabajo realizado en la aerodinámica, la carga vertical dada por los apéndices de las alas pega la moto al suelo, permitiendo una intervención menos incisiva del control de tracción en la entrega.

“Esta moto tiene una aceleración impresionante. Pero la característica más impactante es que te sientes absolutamente a gusto, en pleno control de la moto. Gracias al paquete aerodinámico, puedes abrir el acelerador completamente, sobre todo cuando sales de las curvas, sin miedo a que la moto se encabrite.

El efecto de los apéndices en las alas se me hizo especialmente evidente cuando la probamos en Portimao, una pista que te somete a constantes cambios de pendiente a toda velocidad. Pero sobre todo en la subida antes de la recta, donde todas las motos tienden naturalmente a levantarse, esta no se descompone, mantiene su agarre y estabilidad en todo momento. Una estabilidad que te permite mantener el acelerador abierto justo cuando es más importante”.

 

 


La carga vertical ayuda a mejorar la sensación de seguridad, una sensación que ayuda al conductor a ser repetible, a expresarse al máximo según el enfoque ‘Performance Redefined’, totalmente Ducati.

“Cuando estás en una GP o SBK el primer impacto es la sorpresa de lo fácil que es conducirla. Con la nueva Superleggera V4, siento exactamente lo mismo. Hemos creado un vehículo extremo pero al mismo tiempo sumamente intuitivo. Para quienes deseen experimentar la sensación de superar el límite en cada aceleración y cada frenada.

Lo que más me fascina es la sensación de seguridad que transmite la moto. A pesar de la impresionante relación peso/potencia, sigue siendo ágil e intuitiva. Es realmente una moto diseñada para que el piloto pueda expresar lo mejor de sí mismo. Con esta moto en fase de prueba he rodado en Mugello en 1.52:45. Tan solo 2 segundos menos que el tiempo que Pirro hizo con la Panigale que ganó el CIV SBK. Y la Superleggera V4 es homologada para la circulación: ese día, después de registrar el tiempo, pude tocar la bocina a algunos mecánicos de los equipos GP presentes en Mugello. Pueden imaginar la expresión de sus caras”.

 

 

Se organizaron más de quince sesiones de pista durante el desarrollo de esta moto. En cada sesión se probaron diferentes mapeados, para afinar la calibración de la dinámica y el motor hasta que era prácticamente imposible mejorarla.

“Hemos prestado mucha atención a la puesta a punto de la gestión del motor. Hemos trabajado para encontrar la mejor relación entre el puño del acelerador y la entrega de potencia. Nuestro intento era definir el carácter único de esta moto. Y lo conseguimos, sin dudas.

Conducirla es un sueño. Agilidad sin igual. Potencia con carácter. Todo lo que sientes es la pura emoción de la velocidad.”